Manitas de cerdo (En bloques)



Para mis amigos:
Hoy cocinamos unas "Manitas de cerdo" que podemos consumir recién guisadas o guardarlas en moldes para consumir en otro momento.
Esta receta tiene cierto rechazo por algunos debido a la grasa que puedan tener las manitas, pero en realidad no tiene tanta grasa, mas bien se trata de gelatina y de un sabor riquísimo del que también tenemos que disfrutar.
En la revista El Semanal del 4 al 10 de Febrero de 2018, dice Carlos Herrera entre otras cosa "Las manitas son una fuente  de colágeno natural y un material gelatinoso suculento, bien despachado de vitamina B1" ¡Óle por los buenos gourmet!
Ingredientes:
Manitas de cerdo (Yo he cocinado seis). Una o dos cebollas. Una cabeza de ajos. Laurel. Una zanahoria. Perejil fresco. Un trozo de apio. Dos pimientos verdes y uno rojo. Tomates. Una cucharada de Cúrcuma. Una cucharadita de Pimentón dulce. Otra de comino molido. Otra de curry.  Chorizo serrano de buena calidad. Aceite de oliva virgen extra  y Sal.
Elaboración:
Empezamos cociendo las manitas con agua, sal, laurel, trozo de apio, perejil y zanahoria.
Si lo hacemos en la olla a presión una hora, si en olla corriente una y media o dos.
Escurrimos y una vez atemperen, las deshuesamos y reservamos.
Ahora la salsa: en otra cacerola hacemos un sofrito con los ajos, la cebolla, y los pimientos. Cuando estén pochados agregamos el tomate y cuando el sofrito esté terminado, la Cúrcuma, el Curry, el Comino, raspaduras de nuez moscada y el Pimentón. Incorporamos la carne de las manitas, el chorizo, removemos, dejamos que se cocine todo junto unos minutos, probamos de sabor y apartamos del fuego.
Hasta aquí tenemos guisadas las manitas y listas para comer, pero si queremos guardarlas en bloques para consumir más adelante, esto es lo que tenemos que hacer.
Llenamos los moldes (forrados con papel de horno para que no se peguen) y aplanamos para que quede la superficie completamente lisa y terminamos envolviéndolos con  papel film.
Los dejamos que atemperen y cuando estén fríos, los congelamos quedando todo en un bloques sólidos (una especie de "pastel" por darle algún nombre).
Cada vez que nos apetezca preparar un plato de manitas con patatas, sólo tenemos que descongelar un molde, calentarlo, freír unas patatas y listo.
Detalles:
Las manitas deben ser troceadas por el carnicero. Si las manitas son de cerdo ibérico mejor, pero las de cerdo blanco están también riquísimas.
Podemos acompañar a modo de guarnición en vez de con patatas, con champiñones salteados con ajo y cebolla y un chorrito de vino blanco o con un puré de patatas con manzana.
Esta receta consta de un número doble de fotos para mostrar gráficamente todo el proceso.
Un abrazo.
                  Pepe Atalaya.

Sevilla, 9 de Abril de 2018.-


Los ingredientes en crudo


Los ingredientes troceados


Las manitas ya cocidas


Mi nieto Alvarito deshuesando las manitas


Las manitas ya deshuesadas


El guiso terminado


Llenando los moldes


Moldes preparados para el congelador